El día 14

12/29/2015





Hay días en la vida que sabes que en cuanto pongas un pie en el suelo, el resto de tu existencia cambiará para siempre.

El pasado día 13, mi mujer me despertó de sopetón a las 08:15 de la mañana, había roto aguas. Desde ese mismo momento sabíamos que era cuestión de horas que nuestra hija Júlia viniera a este mundo.

Pasó el largo día 13, Júlia no se decidía a salir y esperó hasta el 14, ese maravilloso día que a las 04:47 nos trajo a nuestra hija al mundo.

A partir de ese momento todo cambió, por fin pudimos ver su hermosa carita, acariciar su piel, ver sus grandes y azules ojos, escuchar su primer llanto, pero además de todo esto, ese fue el primer día de algo nuevo para mí, ser padre.

Padre, una palabra demasiado grande para mí había pensado siempre, la verdad que a estas altura ya no creía que lo sería, pero como dice @JouPetit en su última entrada Viva la vida, nunca es tarde para nada, ni para el amor, ni para ser padre, ni para un sinfín de cosas más.

Desde ese día, mi vida a cambiado, valoro infinitamente el pasar todas las horas que pueda con mi hija, en que ella es lo primero y todo lo demás puede esperar, que el mundo se para mientras me pierdo en sus ojos, mientras examinó una a una todas sus muecas y expresiones. Sé desde hoy, que pase lo que pase parte de mí seguirá con ella, que deseo vivir muchos años para poder disfrutar de sus vivencias, y que esto es lo más grande que puede hacer un ser humano, y es traer a este mundo a otro ser humano.

He de confesar que nunca me han gustado mucho los niños, de hecho ni siquiera de niño me gustaba jugar con otros de mí misma edad, pero el nacimiento de mi primer sobrino ya me hizo ver las cosas de otra manera y con mi sobrina ya hizo que se me despertara el instinto del todo. 

Hoy puedo decir que soy el orgulloso padre de una niña preciosa, y por ello tengo que dar las gracias a @RakelMitjavila. A ti Raquel, te digo que no podía encontrar una madre mejor para nuestra hija. ¡Un millón de gracias!

También puede interesarte

3 comentarios

  1. Comparto todas tus sensaciones,un hijo es lo más grande que podemos tener. Muchas gracias por tus palabras, yo he de decir que no hay mejor padre que tú, en dedicación, entrega y amor. Somos muy afortunados de tenerte. Sin tí tampoco hubiera sido posible . Gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Qué maravilla y alegría es traer una nueva vida al mundo!!!
    Me alegro mucho por ti, ser padre es algo muy especial :D
    Os deseo lo mejor <3
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Igual digo. Ser padre y estar consciente de ello, es lo más grande que a uno le puede suceder, y Tener a una compañera maravillosa para completar ese círculo, lo fortalece a uno con creces. Los mejores deseos de este extraño.

    ResponderEliminar

Nos Ayuda

Insignia Oficial de BlogsterApp. Yo solo comparto contenido relevant