¿Qué estructura tiene que tener tu libro? A continuación te explico algunas de las claves

9/21/2015

Para empezar tienes que tener claro en que género vas a ubicar la historia de tu novela. Una vez tenemos claro ese punto, pensaremos que queremos escribir y los personajes que en ella van a participar, haremos una estructura mental de cómo va a ir el relato, lo que queremos contar y cuando, y nos pondremos manos a la obra, nunca mejor dicho.



A continuación, te dejo alguna de las claves que tendrás que utilizar si quieres que tus potenciales lectores lean tu obra de principio a fin:

En el primer capítulo es cuando tienes que atrapar al lector, es donde verá lo que le quieres contar y decidirá si seguir leyendo. Para atraparlo deberás dejar ya uno de los ganchos, así conseguirás que se quede con ganas de seguir con la historia.

Es importante no tener muchos personajes, para que el lector no se líe con la historia, poco a poco tenemos que hacer la presentación de todos ellos, por lo menos antes de llegar a la mitad del libro. No podemos sacarnos casi al final del relato un personaje de la manga y hacerlo culpable, el lector se podría sentir engañado.

La historia tiene que ser ascendente hasta sobrepasar la mitad del libro, si se mantuviera plana sería aburrida y correrías el riesgo que tu lector se canse y la deje a medias. Pasado el 75 por ciento del libro la historia debería estar ya en su punto máximo de clímax. Finalmente el relato debería acabar en un estado de vuelta a la calma.

Cada vez que acabas un capítulo, deberías dejar un final con un punto de intriga, sin ser muy exagerado, pero lo suficiente para que arrastre al lector a leer un capítulo más.

En un punto intermedio de tu libro tienes que meter un giro, algo que cambie la historia inesperadamente, pero que sea creíble, sin exagerar ni perder el hilo de lo que estas contando.

No necesariamente tienes que comenzar a escribir por el principio, quizás te resulte más fácil escribir el final, o la resolución de la historia y así te sera más sencillo escribir como se ha llegado hasta ese punto.

Una vez finalices tu manuscrito deberás repasarlo al menos hasta tres veces, para que la historia no tenga incoherencias, para profundizar algo más en algunos puntos de la historia y para corregir el texto.

Hay muchas más claves, pero a mi parecer estas son las básicas, o al menos, las que a mí me han ayudado a estructurar mi libro, espero que a vosotros también os sirvan como a mí.




También puede interesarte

2 comentarios

Nos Ayuda

Insignia Oficial de BlogsterApp. Yo solo comparto contenido relevant