EL APUNTE DE LA SEMANA: EL TOUR DE LA VIDA

4/08/2016

Podría empezar este escrito con las típicas cuatro frases para disculparme por mi ausencia durante estas largas semanas, pero precisamente a lo largo de él os hablaré del porqué de dicha ausencia.
Creo recordar que la última vez fue a mediados de enero, y ya ha llovido desde entonces.
¿Porqué el tour de la vida? A mis 40 años me he dado cuenta que la vida no es más que una carrera ciclista en la que vas abriendo y cerrando etapas. Algunas con puertos de montaña de primera categoría, otras a contrarreloj, y otras en bajada y sin frenos.

Empecemos pues, desde el principio. La última vez que me senté delante del ordenador, y aunque estaba trabajando gran parte del día, disponía de más tiempo libre para ponerme a escribir, del que he dispuesto durante todas estas semanas de ausencia.

Pero de golpe y porrazo, y casi sin avisar, la vida cambió de golpe para mi. Por aquel entonces mi padre llevaba ya algún tiempo luchando contra una enfermedad. Pero poco a poco y casi sin darnos cuenta las consecuencias de dicha enfermedad se fueron haciendo más difíciles de sobrellevar para mi madre, que era la que le cuidaba. Así que me vi obligado a dejarlo todo. El piso de alquiler donde yo estaba, el trabajo y el pueblo donde estaba para volver a casa y ayudar a mi madre en esa ardua tarea. La verdad fue una etapa bastante dura. La carretera no paraba de subir y con cada amanecer se complicaba más y más.

La verdad es que perdí la ilusión por otra cosa que no fuera cuidar de él. Cualquier otra cosa carecía de ningún interés. No quiero entrar en más detalles. Primero porque creo que no vienen al caso, y segundo porque no quiero recordar sensaciones y sentimientos que todavía hoy me siguen haciendo daño.


Desgraciadamente, mi padre, y todos nosotros con él, perdimos esa dura batalla hace casi dos meses. Y la verdad es que durante este tiempo, y siendo totalmente sincero conmigo mismo, podía haber encontrado un momento en el tiempo para escribir algo, pero es algo a lo que no encontraba ningún sentido, y creo que a día de hoy sigo sin encontrarlo. Pero precisamente por eso me estoy ahora mismo obligando a hacerlo. Porque para ir superando etapas hay que ir quemando kilómetros.

Pero como os decía al principio, hay etapas para todos los gustos y no todas tienen que ser necesariamente duras y pesadas. Dicen por ahí que Dios aprieta pero no ahoga. Y en este caso, casi se solaparon las más duras de la carrera con otras con mejores vistas, otros paisajes que admirar y mucho más llanas.

Durante esa dura batalla contra el reloj, apareció en mi vida un ángel que todavía hoy ilumina mis días. Y además, casualidades de la vida, ella también estaba inmersa en la misma batalla. Que terminó en otra dolorosa derrota justo hace una semana.

Pero como dijo una vez el gran Freddy Mercury, “The show must go on”. El show debe continuar. Además estoy seguro que tanto su padre como el mío quisieran, allí donde estén, que salgamos adelante, que sigamos mirando a la vida con una sonrisa, por mucho que cueste. Tal vez en algún lugar se hayan dado un abrazo, y estoy seguro que con su ayuda, de ahora en adelante, podremos escribir otra realidad. 


También puede interesarte

5 comentarios

  1. Gran entrada jou, hace mucho que nos conocemos y estamos para lo que haga falta, al final del camino todos nos encontraremos, esto es solo una sala de espera..disfrutemos lo que nos queda de tiempo. Un saludo amigo!!

    ResponderEliminar
  2. Ante todo gracias por compartir algo tan personal, como es la pérdida y lucha de un familiar tan cercano. Lo has contado de una manera super original, que llegas al lector. Decirte que puedes sentirte muy orgulloso de haber hecho lo que has hecho por tu padre y sobretodo estar al lado de tu madre que es un papel muy duro de llevar. Desearte lo mejor con tu ángel,y que si algo tenéis en común es que sois dos grandes luchadores que saben estar en los malos momentos unidos. Un abrazo enorme y ya sabes: The show must go on.

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy buena. Algunas veces escribir y contar todo, sirve para como tú bien dices "quemar kilómetros e ir superando etapas".

    ResponderEliminar
  4. Si de la misma manera que escribes pudieras expresar serias un gran alivio para ti y para todos los que te aman

    ResponderEliminar
  5. Emotiu i preciós. Llegint els teus escrits es la manera que tenim els que t'estimem per coneixet molt mes.

    ResponderEliminar

Nos Ayuda

Insignia Oficial de BlogsterApp. Yo solo comparto contenido relevant